Mi mente de emprendedor y marketiniano no descansa ni un minuto y hasta cuando voy dando un simple paseo por las calles no puedo parar de imaginar cómo podría mejorar una empresa. Cuántas veces has visto un negocio y te has dicho a ti mismo, si esta tienda estuviera situada en tal sitio tendría las ventas aseguradas o si este bar tuviera las tapas solo medio euro más barata seguro que se llenaría, y al tener la solución tan clara no entendemos por qué el dueño del bar o de la tienda no la ve.

¿Realmente es tan fácil cambiar algo en un negocio cuyo dueño lleva haciéndolo de esa misma forma durante tantos años? Por supuesto que no es fácil, pero son de esas cosas que hay que hacerlas sí o sí y ya no solo porque llevas diez años con tu negocio estás en la obligación de renovarlo, sino que hoy en día, la renovación es tan vital que se debería plantear hacerse anualmente.

Por eso, te planteamos 10 cambios que podrías hacer gradualmente y que estamos seguros ayudarán a esta renovación, a aumentar tus ventas y mejorar la imagen de tu negocio:

  1. Tú mismo. Lo primero por supuesto es cambiar tu mentalidad y dejar de pensar que porque te ha ido bien hasta ahora, esto se va a mantener en el tiempo. Hay que estar siempre alerta porque podrías ver de la noche a la mañana como el éxito de tu negocio disminuye y ni siquiera te estabas dando cuenta.
  2. Los productos y servicios. Analiza lo que vendes u ofreces y sé bastante crítico al respecto. Tus productos ¿siguen siendo únicos? ¿tienen un precio elevado para la zona? ¿siguen manteniendo la calidad? ¿siguen siendo útil a la sociedad? Seguramente habrá productos o servicios que tendrás que eliminarlos e introducir nuevos.
  3. Los trabajadores. Por favor, cuida a tus empleados y asegúrate que ellos cuidan a los clientes. No hay nada más rápido para perder clientes como ver a un camarero enfadado o a un dependiente que ni siquiera te mira a la cara cuando te está atendiendo.
  4. El local. Tan necesario como el resto de puntos a tener en cuenta. Hay que comprobar que se encuentra en buen estado y que la decoración no se ha quedado anticuada. Si es así, hoy en día con la tendencia “Do it yourself” puedes mejorar la imagen de tu negocio con una inversión mínima.
  5. La competencia. Sal del local y ve a dar una vuelta por el barrio para mirar qué negocios hay, cómo son sus locales, qué venden, a qué precios y si venden lo mismo que nosotros. Es necesario que nos comparemos con ellos y ver si podemos mejorar en algo. Es muy bueno hacer Benchmarking, si alguien hace algo muy bien, podemos implementarlo de alguna manera en nuestro negocio.
  6. Los clientes. Tu principal preocupación, no solo hay que tratarles muy bien, sino que además hay que escucharles. Intenta siempre conseguir que te digan qué les ha parecido tus servicios o productos. Haz encuestas, consigue sus correos electrónicos, deja un libro de sugerencias en tu local…
  7. La web/ El blog. Todos los negocios necesitan una web o un blog donde contar todo lo que ofrecen y que los consumidores de tus productos/servicios puedan verlo antes de dirigirse a tu local.
  8. Las redes sociales. Una muy buena forma de aumentar la imagen de tu negocio y a la vez interactuar con tus consumidores de una forma rápida y eficaz. Eso sí, si creas los perfiles en Facebook o Twitter, después tienes que mantenerlos, porque no hay nada que haga más daño a tu negocio ver que la última publicación que has hecho en tu red social es de hace 2 años.
  9. Publicidad en internet. ¿Quieres aumentar tus ventas más rápidamente? Invierte en anuncios en Google y aparece en las primeras posiciones. Cuando alguien necesite algo que ofreces y lo busca por internet, tendrás más posibilidades de comprártelo a ti antes que a otro.
  10. Promociones y ofertas. Lanza periódicamente ofertas y promociones, pero no las mantengas mucho tiempo porque sino perderán su eficacia y los consumidores no tomarán esta promoción como algo rápido que hay que disfrutar antes de que se acabe.

Como verás, nadie ha dicho que el camino sea fácil pero seguro que la recompensa del esfuerzo será muy grande, así que ánimo, paciencia y a renovarse.

Emilio J. Cuerva – CEO en Homemade Marketing